Tres semanas en Nueva York  – Día 21

Ahora sí, nos tocó el momento de partir. Nos levantamos, desayunamos, vaciamos el cuarto y salimos a pasear un poco en nuestro último día. Fuimos a ver el departamento de Friends, la casa de Carrie, el Flatiron el Daily Planet, pasamos por la librería de Marc Jacobs y por Inkpad donde Jessi se compró muchos sellos. En el medio de todo eso almorzamos en una pizzería llamada Rocco´s. yo me pedí una porción de Pizza con Lasagna a la Bolognesa que estaba increíble, Jessi una de hongos y compartimos una que tenía pollo.

IMG_2593IMG_2595IMG_2596IMG_2602

De ahí volvimos al departamento donde hicimos tiempo hasta las 19:30 donde nos pasó a buscar un auto de una empresa llamada Adhesivo.  Mientras esperábamos charlamos con Samantha que esperaba a sus nuevos inquilinos. Bajar las valijas nos contó un poco ya que había una de Jessi que estaba un poco pesada. Al aeropuerto llegamos perfectos y, por suerte, en la entrada tienen unas balanzas donde pudimos pesar las valijas. La pesada se excedía 1 kilo así que le sacamos un poco y lo pusimos en las otras.

El avión salió a tiempo a las 23:25. A eso de la 1:30 recién cenamos, los dos nos pedimos unos Tortellini. A las 5:00 nos despertamos para el desayuno, los dos nos pedimos pancakes. Bajamos en Perú y teníamos 6 horas de escala. Como estábamos cansados dormimos en los asientos a lo Tom Hanks en La Terminal. Antes de subir desayunamos un té cada uno y compartimos un muffin.

Este avión también salió a tiempo y llegamos perfectos. Como éramos el único vuelo pasamos rápido por migraciones y pasar por la aduana fue un chiste, apenas vieron las cosas por la máquina de rayos x y nada más. No nos pidieron la declaración ni nada. Hicimos tan rápido que tuvimos que esperar a la mamá de jessi con Guille que nos venían a buscar. Igual Llegaron enseguida. Nos costó subir las valijas al auto, pero pudimos hacerlo. De ahí fuimos a casa y a las 20:00 llegamos a casa.

Fin del viaje.

Anuncios

Tres semanas en Nueva York  – Día 20

Para el último día nos habíamos quedado sin té para desayunar así que Jessi comió unas frutilas y yo nada.  No fuimos a Manhattan, sino para el otro lado, también nos tomamos otro subte, ya que fuimos para el cementerio de Greenwood que queda en Brooklyn (pero no cerca del departamento). Llegamos y primero fuimos al Prospect Park, un parque gigante y según me dijo Jessi, uno que es completamente natural (no armado por el hombre como el Central Park).

IMG_2524IMG_2527IMG_2530IMG_2531

De ahí fuimos al cementerio que es gigante. Y ahí tuvimos el primer problema, por ser día de semana solo había una entrada habilitada y estaba en la otra punta, una locura lo que caminamos, cuando llegamos a la puerta estábamos muertos (Cuack!).  Antes de entrar  comimos en un lugar muy lindo llamado Baked in Brooklyn. Jessi se pidió un Sándwich de queso grillado y yo uno de pollo con palta. Yo tomé una coca light y Jessi un te frío con jugo de durazno.  Ahora si entramos  cementerio, y la entrada ya nos llamó la atención la cual es imponente, todo en el cementerio es grande, las tumbas, las criptas, las estatuas, la iglesia, es tan grande que hasta tiene 2 lagos. Pasamos mucho rato y a eso de las 17, cuando cerraba, nos fuimos.

IMG_2537IMG_2553IMG_2566IMG_2577

Antes merendamos en Baked in Brooklyn, los dos comimos una dona y un Latte frio. De ahí nos fuimos al departamento donde nos pusimos a hacer las valijas.  Por suerte terminamos la noche de una forma bastante divertida, cenamos pizza de Norberto´s con Samantha y después hicimo panqueques con dulce de leche. Fue muy divertido tratar de darlos vuelta en la sartén de Samantha ya que era muy pesada. Igual nos quedaron muy muy bien.

 Tres semanas en Nueva York  – Día 18

Se termina el viaje y estamos haciendo muchas cosas en un solo día. Hoy nos levantamos a las 9:00 Desayunamos en el depto. Un budincito de chocolate y almendras que habíamos comprado ayer en el mercado del Grand Central y salimos. Primero pasamos a buscar a un compañero de Jessi de Visión del Cine. De ahí fuimos caminando al bar de Seinfeld, de pasada visitamos rápidamente la Columus University.

IMG_2450IMG_2452IMG_2455

Después fuimos a uno de los lugares que Jessi más quería visitar, la casa de los Excéntricos Tenenbaums.

IMG_2458IMG_2464

Luego almorzamos en Shake Shak, yo me pedí la Shak Stack y Jessi otra que tenía algo de Smoke en el nombre, compartimos unas papas, yo tomé una coca y Jessi una bebida llamada fiffty-fiffty que es mitad te helado y mitad limonada. Después nos fuimos al Central Park a visitar los puntos que no habíamos encontrado el primer día. Fuimos al Imagine que era una boludez encontrarlo, visitamos una fuente gigante, un puente hermoso, la estatua de Alicia en el país de las maravillas, la estatua de Hans Christian Andersen y terminamos con el castillo Belvedere.

IMG_2469IMG_2481IMG_2484

IMG_2498

Nuestro día continúo en Alice Tea Cup, un lugar para merendar amibientado obviamente en honor al cuento. Pedimos una merienda para compartir entre los 3 con 4 scones ( 2 de acalabaza, uno de triple chocolate y otro de manteca), 2 Sandwiches (uno de gruyere y jamón y otro de humus), una torta de Mocka y unas galletitas. Fue una bomba y no pudimos terminar con todo.

IMG_2501IMG_2502IMG_2503

Al terminar la merienda nos despedimos de Sergio y fuimos al Empire Estate a ver si podíamos subir. Para nuestra sorpresa, no sólo pudimos subir sino que lo hicimos rapidísimo, casi sin hacer cola. Primero subís hasta el piso 80 donde hay un mirador vidriado, después podés hacerlo hasta el 86para ir al mirador al aire libre, el problema es que había una cola de 40 minutos y nos ofrecieron subir los 6 pisos por escalera. Lo hicimos pero llegamos agotadísimos. Igual esa vita increíble de la ciudad de noche vale la pena.

IMG_2523IMG_2518IMG_2519IMG_2512IMG_2514IMG_2516

A la salida pasamos por Sephora para comprarle a una amiga de Jessi maquillajes y de ahí ya volvimos a casa. Yo me compré una porción de pizza en norberto´s y Jessi no cenó porque todavía seguía llena de la merienda.

Tres semanas en Nueva York  – Día 17

Hoy nos levantamos de nuevo temprano porque teníamos otro viaje larguito. A las 10:20 salía nuestro tren desde Grand Central para Sleepy Hollow, sí, cómo la película. Es el pueblo donde se originó la leyenda del jinete sin cabeza y todo gira en torno a él. Antes de subir nos compramos el desayuno, jessi un té con una especie de medialuna con chocolate y almendras que era una bomba y yo un jugo de naranja con una Dona Boston Cream. También compramos unos sándwiches de Roast beef para llevar ya que haya no hay para comer. Encontramos el tren sin problemas y arrancamos el viaje. Todo el recorrido es bordeando el río Hudson y déjenme contarles cómo cambia el paisaje, es increíble. Sleepy Hollow es un lugar con árboles, montañas y un rio hermoso a sólo una hora en tren de Nueva York, es como si desde Buenos Aires llegaras en una hora a San Martín de los Andes. Como les decía el pueblo es una locura de paz y paisajes, las casas estaban llenas de decoraciones para Halloween y al ser todo tan natural nos cansamos de ver ardillas. En la estación que nos bajamos nosotros también se bajó una pareja de alemanes que estaban medio perdidos, a las pocas cuadras nosotros llegamos al cementerio de Slwwpy Hollow, el motivo de nuestra escapada, y ellos se quedaron en la puerta mirando. Al rato viene el pibe y nos pregunta si nosotros también estábamos perdidos y buscamos un sendero para hacer una caminata, no lo pudimos ayudar pero en la oficina del cementerio sí. Gran parte del día lo pasamos recorriendo el cementerio con un gran clima, había sol pero no hacía mucho calor. El lugar es gigante está lleno de tumbas, caminos tiene un puente dedicado al jinete sin cabeza y hasta incluso esta la tumba de Washington Irving, el que escribió la leyenda del jinete. En el cementerio hicimos un pequeño picnic donde comimos los sándwiches que habíamos comprado.

IMG_2400IMG_2412IMG_2415WhatsApp Image 2017-10-18 at 23.02.06 (2)IMG_2425IMG_2447WhatsApp Image 2017-10-18 at 23.02.06 (4)

 

A la salida del cementerio caminamos hasta el pueblo  de al lado y aprovechamos para ver el color local, les juro que uno sentía que estaba en un pueblito de una película. Finalmente llegamos al lugar donde queríamos merendar SIlver Tip Tea Room. Grande fue nuestra sorpresa que justo cuando entrabamos salían los alemanes! Nos sentamos y cada uno se pidió un menú  individual, el mío lo pedí de frutos rojos con un Sándwich de huevos, un scon de arándanos y unos postrecitos que nunca entendí que eran.  Jessi se pidió un té de melón (tan rico que se lo compró para llevar a casa) con un sándwich de pasta de aceitunas negras, un scon de calabaza y unos postrecitos de limón.

WhatsApp Image 2017-10-18 at 23.02.06 (1)

A la salida nos tomamos el tren que pasa cada una hora y que justo llegó 2 minutos después que nosotros. Llegamos a Grand Central, la recorrimos un poco, compramos bobadas y nos tomamos el subte a casa. Jessi no cenó llena de la merienda y yo me compré una hamburguesa en el grocery de la esquina del departamento.

Tres semanas en Nueva York  – Día 16

Hoy tuvimos otro día bien agitado. Arrancamos desayunando en el departamento unos budincitos con relleno multicolor que nos habíamos comprado ayer. Luego salimos y encaramos a nuestro primer destino, el puente de Brooklyn. Los cruzamos caminando y fue muy lindo, estaba freso pero había mucho sol y la vista es espectacular.

IMG_2309IMG_2316IMG_2322

A continuación fuimos a la New York Public Library, ahí es donde se filmó el principio de la primera cazafantasmas y además de que es un edificio histórico que hay que visitar. Es increíble lo completa que es, tiene libros que recién salieron a la venta, novelas gráficas, sección de mapas, diarios e incluso dvds y cds. En el gift shop Jessi se compró una taza con una frase de Borges.

IMG_2330IMG_2338IMG_2340IMG_2343

A la salida comimos en un lugar llamado PAX y los dos nos pedimos pastas jessi unos Penne A la bolognesa y yo unos Linguinni Alfredo que es con crema y pollo. De ahí fuimos al museo de cera Madame Tussauds, algunas figuras muy realistas y otras no tanto (la de Messi era tan mala que ni le saque foto).

IMG_2356IMG_2361IMG_2396IMG_2398

Pensamos que el museo de cera nos iba a llevar más tiempo pero se nos terminó rápido, así que fuimos a un lugar llamado Magazine Cafe que Jessi se quería comprar algunas revistas de moda y yo aproveché para traerme una sobre jueguitos retro. Para hacer un poco más de tiempo nos metimos a merendar en el lugar que insipró al Soup Nazi de Seinfeld. Jessi se pidió un té con una Dona Oreo y yo un Smothie de naranja con Una dona rellena de frutilla. La verdad que la atención le hace honor al personaje ya que mi smothie lo quería de otro sabor pero hubo un “mal entendido”.  Como nos sobraba tiempo caminamos un poco por las calles hasta que a las 18:30 llegamos al teatro Majestic donde teníamos entradas para ver El Fantasma de la Ópera.  Estabamos literalmente en la última fila pero nos encantó. Es un clásico así que no podía fallar. A la salida comimos hamburguesas en Five Guys  y después nos vinimos a casa.

 Tres semanas en Nueva York  – Día 15

Hoy fue un día en el que hicimos muchas cosas, arrancamos yendo a la Penn Station para tomarnos el tren a Red Bank en Nueva Jersey. Sacamos los boletos y compramos nuestro desayuno de siempre en Dunkin Donuts que tomamos n el tren. El viaje hasta allá dura una hora y veinte así que aprovechamos a desayunar en el tren.  Fue muy lindo ver los distintos paisajes a medida que salíamos de Nueva York y el paisaje se hacía menos urbano. Llegamos a Red Bank y mientras caminábamos hacia la tienda de Comics de Kevin Smith buscábamos un lugar donde almorzar. De repente, divisamos nuestro destino, un lugar llamado Toast que está ambientado como un merendero de los años 50, parecía que estábamos n una película. Yo comí un sándwich de pollo con queso y champiñones y Jessi uno de camarones, bacon , lechuga y tomate, los dos acompañados con unas deliciosas batatas fritas.

IMG_2270IMG_2274

IMG_2278IMG_2276IMG_2277

A la salida nos dirigimos a Jay & Silent Bob Secret Stash, grande fue mi sorpresa al ver que los chicos de Comic Book men de verdad atienden la tienda, yo pensé que a esta altura sólo lo hacían cuando filmaban el programa. El único que no estaba era Ming.

IMG_2282IMG_2283IMG_2284IMG_2285

De ahí fuimos a Carlo Bake Shop el del programa de televisión que hace las tortas (si no iba mi papá me mataba). Jessi se pidió un cupcake de peanutbutter cream y yo uno de Oreo acompañados con un café. Riquísimos, le hacen honor al local.

IMG_2280IMG_2305

A las 15:00 nos tomamos el tren para volver a Nueva York, al llegar ahí nos metimos al MAcy´s, es gigante, tiene 8 pisos. Dimos algunas vueltas y nos compramos unas lindas y baratas pilchas. Jessi se compró un buzo de Minnie Mouse y una camisa con capucha de terciopelo y yo una campera de cuero marrón oscura que tenía 40% de descuento. A Eso de las 18:00 salimos para b&H donde me compré la Play 4 y el cargador portátil para el celu que querían mis padres. Después de eso caminamos las 15 cuadras a Chelsea Market (yo cargando la play). El lugar está muy bueno, tiene mucha onda y encima tenía unas decoraciones de Halloween que la rompían, Jessi se volvió loca sacándoles fotos. Cenamos en una pizzería de ahí, Jessi se pidió una de albahaca y Muzzarella y yo una de champiñones y jamón.  Después de so volvimos al departamento agotados pero felices.

 Tres semanas en Nueva York  – Día 14

Bueno, hoy nos levantamos muy temprano porque íbamos  a pasar el día a Filadelfia y nuestro micro salía a las 10 de Port Authority. Llegamos a eso de las 9 a la estación y aprovechamos para desayunar en el Dunkin Donuts de ahí, los dos una dona con té.  El viaje n micro estuvo bueno, era cómodo y tenía wifi. A las 12 llegamos a Filadelfia y fuimos al Reading Terminal Market  que no tiene nada que ver con leer, sino que está lleno de lugares para comer. Ahí almorzamos unos Hoagies (sándwiches) de Chicken Parmessan, que es como un sandwiche de milanesa de pollo a la napolitana. Para el postre nos compramos como una macarrons gigantes, jessi uno de calabaza y yo uno de doble chocolate. También compramos para la merienda dos pretzels bañados en chocolates y cubiertos en M&Ms.

IMG_2205IMG_2208IMG_2206

De ahí caminamos hasta la casa donde Edgar Allan Poe vivió durante tan solo un año pero fue justo el año donde escribió El Cuervo.

IMG_2209IMG_2213IMG_2215

Luego fuimos a la parada obligada en Filadelfia, la estatua de Rocky y las famosas escaleras que él sube corriendo.

IMG_2227IMG_2232IMG_2233

Finalmente fuimos a la Eastern Estate Penitentiary, una cárcel que dejó de funcionar en los 70 y que ahora se puede visitar. Un dato de color es que fue la primera prisión donde estuvo preso Al Capone.  A partir de las 19 hacen como una casa embrujada en la misma cárcel pero no nos pudimos quedar porque se nos hacía muy tarde.

IMG_2235IMG_2242IMG_2246

A las 19 volvimos en nuestro micro y cuando estamos llegando al Lincoln Tunnel empieza a fallar y estuvo frenado como por 20 minutos finalmente llegamos pero con 40 minutos de demora.  Antes de llegar al departamento pasamos por Norberto´s y nos compramos 2 porciones de pizza.

La verdad que la escapada de hoy estuvo muy buena, sirvió para alejarse un poco del caos que es Nueva York los fines de semana y conocer otras ciudades de Estados Unidos. También fue genial todo lo que Jessi había planeado e investigado antes de hacerlo, la verdad que no me imagino haciendo este viaje con otra persona que no sea ella.

 

Tres semanas en Nueva York – Día 13

Hoy me desperté sintiéndome medio engripado, pero bueno, me tomé un Qura Plus y a darle para adelante, nada nos va a parar. Primero fuimos de nuevo al Laundry a lavar la ropa, a la vuelta desayunamos en el departamento unas galletitas que compramos ayer con un té cada uno. Después de desayunar encaramos para nuestro destino del día, Coney Island, que está en Brooklyn pero bien lejos de donde estamos nosotros. Luego de una hora de subte, llegamos. Coney Island parece una ciudad que se quedó en el tiempo y sus parque de diversiones, su principal atracción, hacen que parezca que estés en una película. Primero comimos en Nathan´s, un lugar famoso por sus panchos y porque ahí realizan un concurso de comer panchos todos los años. Los dos nos pedimos un pancho con queso y bacon, unas papafritas para compartir y un jugo de naranja mediano también para compartir.

IMG_2179

Y ahora sí, se viene lo más importante, nos fuimos al Luna Park, EL parque de diversiones de Coney Island. Nosotros habíamos sacado por city pass una pulsera que te daba 4 horas ilimitadas en casi todos los juegos excepto las montañas rusas más pulentas, esas había que pagarlas aparte. Subimos a todas las montañas rusas que pudimos y a los juegos que no subimos fue porque eran demasiado infantiles. Yo había subido una sola vez a una montaña rusa, así que hoy compensé los años perdidos. La verdad que me la banca bien en casi todas, digo así porque hubo una sola en la que la pasé “mal”, el Lunar 360, el resto divertidísimas. Después de eso merendamos en la playa, Jessi un helado y yo un Milkshake. A continuación fuimos a pagar para subir al Cyclone, una montaña rusa emblemática que ya tiene 90 años. Estuvo buenísima, se sacudía mucho y a la pobre Jessi un par de veces la aplasté contra su costado, otra cosa a tener en cuenta es que al ser tan vieja todo el tiempo parece que se va a desarmar, lo cual le agrega un poco más de pánico.  También vimos a Zoltar, el jueguito donde el personaje de Tom Hanks en “Quisiera ser Grande” pide el deseo.

IMG_2201

IMG_2185IMG_2192

De ahí subimos a la rueda de la fortuna para bajar un cambio.

IMG_2189

Para terminar fuimos al Thunderbolt, una montaña rusa que tiene una subida completamente vertical y la baja siguiente también es totalmente vertical.

IMG_2202

Con eso terminamos nuestro día, paseamos un poco por las calles del lugar, nos tomamos el subte para volver y antes de llegar a casa compramos las ensaladas para la cena.

Tres semanas en Nueva York  – Día 12

Hoy de nuevo arrancamos el día separados,  Jessi fue a la función de prensa dela nueva Woody Allen que no le gustó mucho. Yo aproveché y dormí un poco más. Desayuné una dona que nos quedaba y un fondo de Nesquik que también tenía.  A las 13:00 nos encontramos en Bryant Park, Almorzamos hamburguesas con Sprite en Five Guys y de ahí fuimos al MOMA porque hoy las entradas eran gratis. El problema es que sólo eran gratis a partir de las 16:00 así que para matar las 2 horas que teníamos paseamos por Barnes & Nobles y algunos locales de ropa. Cuando llegamos a la hora señalada pudimos entrar, el problema es que había toda una muchedumbre adentro del museo y se hacía muy difícil poder apreciar las obras. Igual pudimos ver lo que hay que ver, un Pollock, un Warhol, muchos Picasso (Las Damas de Avignon y Los 3 Músicos entre ellos) y La Noche Estrellada de Van Gogh. La gente se volvía loca para sacarle fotos a este, era de verdad un lío de cámaras y personas.

IMG_2141IMG_2147IMG_2150IMG_2155IMG_2157

En el MOMA también había una muestra que preguntaba si la moda es arte, obvio que a Jessi le pareció más interesante que a mi, aunque también me gustó.

IMG_2161IMG_2165IMG_2166IMG_2172IMG_2175

A la salida del museo pasamos de nuevo por Magnolia Bakery y probamos el banana pudding que nos había recomendado Samantha, para acompañarlo Jessi tomó un café y yo un chocolate caliente.  De ahí volvimos a casa donde de nuevo cenamos comida del chino, esta vez pollo con fideos.

Tres semanas en Nueva York  – Día 11

Hoy Nos despertamos, desayunamos en el departamento y salimos para la zona de tribeca/soho, a la mañana quisimos visitar el cuartel de los Cazafantasmas pero lo estaban arreglando y estaba todo cubierto por una tela negra. De ahí fuimos a un café que quería visitar Jessi de la película Last Night pero ya no existía más.  De ahí visitamos dos librerías independientes que había por la zona, en una yo me compré un libro usado sobre el arte de la película Grindhouse por 10 dólares y en otra Jessi consiguió el nuevo libro de John Green Firmado por él. De ahí fuimos caminando hasta Katz donde nos encontramos con mi tía, que también está visitando Nueva York, para almorzar.  Ella vino con su prima, obvio que comimos los sanguches de pastrami y le sacamos fotos al cartel que marca la mesa donde se filmó la película.

IMG_2080IMG_2078

A la salida nos despedimos y nos fuimos al Rockefeller Center,  donde sacamos turno para visitar más a la noche el Top of the Rocks. Para hacer tiempo visitamos la pista de patinaje sobre hielo, el Lego Store, el Nintendo Store y comimos unos cupcakes de Magnolia Bakery, donde compraban las chicas de Sex & the City.

IMG_2094IMG_2096IMG_2100

A las 19:40 era nuestro turno así que ahí ya volvimos al Top of the Rocks para volver a subir. Cuando llegamos arriba la vista fue increíble, es sorprendente ver a Nueva York de noche toda iluminada, la verdad que no se puede describir con palabras, es una experiencia que hay que vivirla.

IMG_2103IMG_2117IMG_2130

De ahí volvimos a casa, yo me compré un Snadwich de pollo en el grocery de la esquina y Jessi apenas cenó algunas frutillas porque estaba muy llena del almuerzo y la merienda.