Tres semanas en Nueva York  – Día 15

Hoy fue un día en el que hicimos muchas cosas, arrancamos yendo a la Penn Station para tomarnos el tren a Red Bank en Nueva Jersey. Sacamos los boletos y compramos nuestro desayuno de siempre en Dunkin Donuts que tomamos n el tren. El viaje hasta allá dura una hora y veinte así que aprovechamos a desayunar en el tren.  Fue muy lindo ver los distintos paisajes a medida que salíamos de Nueva York y el paisaje se hacía menos urbano. Llegamos a Red Bank y mientras caminábamos hacia la tienda de Comics de Kevin Smith buscábamos un lugar donde almorzar. De repente, divisamos nuestro destino, un lugar llamado Toast que está ambientado como un merendero de los años 50, parecía que estábamos n una película. Yo comí un sándwich de pollo con queso y champiñones y Jessi uno de camarones, bacon , lechuga y tomate, los dos acompañados con unas deliciosas batatas fritas.

IMG_2270IMG_2274

IMG_2278IMG_2276IMG_2277

A la salida nos dirigimos a Jay & Silent Bob Secret Stash, grande fue mi sorpresa al ver que los chicos de Comic Book men de verdad atienden la tienda, yo pensé que a esta altura sólo lo hacían cuando filmaban el programa. El único que no estaba era Ming.

IMG_2282IMG_2283IMG_2284IMG_2285

De ahí fuimos a Carlo Bake Shop el del programa de televisión que hace las tortas (si no iba mi papá me mataba). Jessi se pidió un cupcake de peanutbutter cream y yo uno de Oreo acompañados con un café. Riquísimos, le hacen honor al local.

IMG_2280IMG_2305

A las 15:00 nos tomamos el tren para volver a Nueva York, al llegar ahí nos metimos al MAcy´s, es gigante, tiene 8 pisos. Dimos algunas vueltas y nos compramos unas lindas y baratas pilchas. Jessi se compró un buzo de Minnie Mouse y una camisa con capucha de terciopelo y yo una campera de cuero marrón oscura que tenía 40% de descuento. A Eso de las 18:00 salimos para b&H donde me compré la Play 4 y el cargador portátil para el celu que querían mis padres. Después de eso caminamos las 15 cuadras a Chelsea Market (yo cargando la play). El lugar está muy bueno, tiene mucha onda y encima tenía unas decoraciones de Halloween que la rompían, Jessi se volvió loca sacándoles fotos. Cenamos en una pizzería de ahí, Jessi se pidió una de albahaca y Muzzarella y yo una de champiñones y jamón.  Después de so volvimos al departamento agotados pero felices.

Anuncios

 Tres semanas en Nueva York  – Día 14

Bueno, hoy nos levantamos muy temprano porque íbamos  a pasar el día a Filadelfia y nuestro micro salía a las 10 de Port Authority. Llegamos a eso de las 9 a la estación y aprovechamos para desayunar en el Dunkin Donuts de ahí, los dos una dona con té.  El viaje n micro estuvo bueno, era cómodo y tenía wifi. A las 12 llegamos a Filadelfia y fuimos al Reading Terminal Market  que no tiene nada que ver con leer, sino que está lleno de lugares para comer. Ahí almorzamos unos Hoagies (sándwiches) de Chicken Parmessan, que es como un sandwiche de milanesa de pollo a la napolitana. Para el postre nos compramos como una macarrons gigantes, jessi uno de calabaza y yo uno de doble chocolate. También compramos para la merienda dos pretzels bañados en chocolates y cubiertos en M&Ms.

IMG_2205IMG_2208IMG_2206

De ahí caminamos hasta la casa donde Edgar Allan Poe vivió durante tan solo un año pero fue justo el año donde escribió El Cuervo.

IMG_2209IMG_2213IMG_2215

Luego fuimos a la parada obligada en Filadelfia, la estatua de Rocky y las famosas escaleras que él sube corriendo.

IMG_2227IMG_2232IMG_2233

Finalmente fuimos a la Eastern Estate Penitentiary, una cárcel que dejó de funcionar en los 70 y que ahora se puede visitar. Un dato de color es que fue la primera prisión donde estuvo preso Al Capone.  A partir de las 19 hacen como una casa embrujada en la misma cárcel pero no nos pudimos quedar porque se nos hacía muy tarde.

IMG_2235IMG_2242IMG_2246

A las 19 volvimos en nuestro micro y cuando estamos llegando al Lincoln Tunnel empieza a fallar y estuvo frenado como por 20 minutos finalmente llegamos pero con 40 minutos de demora.  Antes de llegar al departamento pasamos por Norberto´s y nos compramos 2 porciones de pizza.

La verdad que la escapada de hoy estuvo muy buena, sirvió para alejarse un poco del caos que es Nueva York los fines de semana y conocer otras ciudades de Estados Unidos. También fue genial todo lo que Jessi había planeado e investigado antes de hacerlo, la verdad que no me imagino haciendo este viaje con otra persona que no sea ella.

 

Tres semanas en Nueva York – Día 13

Hoy me desperté sintiéndome medio engripado, pero bueno, me tomé un Qura Plus y a darle para adelante, nada nos va a parar. Primero fuimos de nuevo al Laundry a lavar la ropa, a la vuelta desayunamos en el departamento unas galletitas que compramos ayer con un té cada uno. Después de desayunar encaramos para nuestro destino del día, Coney Island, que está en Brooklyn pero bien lejos de donde estamos nosotros. Luego de una hora de subte, llegamos. Coney Island parece una ciudad que se quedó en el tiempo y sus parque de diversiones, su principal atracción, hacen que parezca que estés en una película. Primero comimos en Nathan´s, un lugar famoso por sus panchos y porque ahí realizan un concurso de comer panchos todos los años. Los dos nos pedimos un pancho con queso y bacon, unas papafritas para compartir y un jugo de naranja mediano también para compartir.

IMG_2179

Y ahora sí, se viene lo más importante, nos fuimos al Luna Park, EL parque de diversiones de Coney Island. Nosotros habíamos sacado por city pass una pulsera que te daba 4 horas ilimitadas en casi todos los juegos excepto las montañas rusas más pulentas, esas había que pagarlas aparte. Subimos a todas las montañas rusas que pudimos y a los juegos que no subimos fue porque eran demasiado infantiles. Yo había subido una sola vez a una montaña rusa, así que hoy compensé los años perdidos. La verdad que me la banca bien en casi todas, digo así porque hubo una sola en la que la pasé “mal”, el Lunar 360, el resto divertidísimas. Después de eso merendamos en la playa, Jessi un helado y yo un Milkshake. A continuación fuimos a pagar para subir al Cyclone, una montaña rusa emblemática que ya tiene 90 años. Estuvo buenísima, se sacudía mucho y a la pobre Jessi un par de veces la aplasté contra su costado, otra cosa a tener en cuenta es que al ser tan vieja todo el tiempo parece que se va a desarmar, lo cual le agrega un poco más de pánico.  También vimos a Zoltar, el jueguito donde el personaje de Tom Hanks en “Quisiera ser Grande” pide el deseo.

IMG_2201

IMG_2185IMG_2192

De ahí subimos a la rueda de la fortuna para bajar un cambio.

IMG_2189

Para terminar fuimos al Thunderbolt, una montaña rusa que tiene una subida completamente vertical y la baja siguiente también es totalmente vertical.

IMG_2202

Con eso terminamos nuestro día, paseamos un poco por las calles del lugar, nos tomamos el subte para volver y antes de llegar a casa compramos las ensaladas para la cena.

Tres semanas en Nueva York  – Día 12

Hoy de nuevo arrancamos el día separados,  Jessi fue a la función de prensa dela nueva Woody Allen que no le gustó mucho. Yo aproveché y dormí un poco más. Desayuné una dona que nos quedaba y un fondo de Nesquik que también tenía.  A las 13:00 nos encontramos en Bryant Park, Almorzamos hamburguesas con Sprite en Five Guys y de ahí fuimos al MOMA porque hoy las entradas eran gratis. El problema es que sólo eran gratis a partir de las 16:00 así que para matar las 2 horas que teníamos paseamos por Barnes & Nobles y algunos locales de ropa. Cuando llegamos a la hora señalada pudimos entrar, el problema es que había toda una muchedumbre adentro del museo y se hacía muy difícil poder apreciar las obras. Igual pudimos ver lo que hay que ver, un Pollock, un Warhol, muchos Picasso (Las Damas de Avignon y Los 3 Músicos entre ellos) y La Noche Estrellada de Van Gogh. La gente se volvía loca para sacarle fotos a este, era de verdad un lío de cámaras y personas.

IMG_2141IMG_2147IMG_2150IMG_2155IMG_2157

En el MOMA también había una muestra que preguntaba si la moda es arte, obvio que a Jessi le pareció más interesante que a mi, aunque también me gustó.

IMG_2161IMG_2165IMG_2166IMG_2172IMG_2175

A la salida del museo pasamos de nuevo por Magnolia Bakery y probamos el banana pudding que nos había recomendado Samantha, para acompañarlo Jessi tomó un café y yo un chocolate caliente.  De ahí volvimos a casa donde de nuevo cenamos comida del chino, esta vez pollo con fideos.

Tres semanas en Nueva York  – Día 11

Hoy Nos despertamos, desayunamos en el departamento y salimos para la zona de tribeca/soho, a la mañana quisimos visitar el cuartel de los Cazafantasmas pero lo estaban arreglando y estaba todo cubierto por una tela negra. De ahí fuimos a un café que quería visitar Jessi de la película Last Night pero ya no existía más.  De ahí visitamos dos librerías independientes que había por la zona, en una yo me compré un libro usado sobre el arte de la película Grindhouse por 10 dólares y en otra Jessi consiguió el nuevo libro de John Green Firmado por él. De ahí fuimos caminando hasta Katz donde nos encontramos con mi tía, que también está visitando Nueva York, para almorzar.  Ella vino con su prima, obvio que comimos los sanguches de pastrami y le sacamos fotos al cartel que marca la mesa donde se filmó la película.

IMG_2080IMG_2078

A la salida nos despedimos y nos fuimos al Rockefeller Center,  donde sacamos turno para visitar más a la noche el Top of the Rocks. Para hacer tiempo visitamos la pista de patinaje sobre hielo, el Lego Store, el Nintendo Store y comimos unos cupcakes de Magnolia Bakery, donde compraban las chicas de Sex & the City.

IMG_2094IMG_2096IMG_2100

A las 19:40 era nuestro turno así que ahí ya volvimos al Top of the Rocks para volver a subir. Cuando llegamos arriba la vista fue increíble, es sorprendente ver a Nueva York de noche toda iluminada, la verdad que no se puede describir con palabras, es una experiencia que hay que vivirla.

IMG_2103IMG_2117IMG_2130

De ahí volvimos a casa, yo me compré un Snadwich de pollo en el grocery de la esquina y Jessi apenas cenó algunas frutillas porque estaba muy llena del almuerzo y la merienda.

Tres semanas en Nueva York  – Día 10

Hoy fue un día tranquilo en cuanto a paseo, a la mañana fuimos la zona del soho, visitamos la papelería Michaels (como un supermercado gigante de cosas para hacer stationery) donde Jessi casi se vuelve loca de la emoción. A la salida comimos unos sándwiches de pizza en un lugar de por ahí, pero no fueron nada memorables. De postre pasamos por Taiyaki un lugar donde hacen helados con forma de unicornio y te lo sirven en una galletita de pescado. Después de eso pasamos por Forbidden Planet, otra comiquería, donde conseguí un comic que hace tiempo buscaba, uno que recopila la etapa de Kyle Rayner como Linterna Verde. Al lado estaba el lugar que queríamos visitar de verdad, The strand una librería hiper gigante de 4 pisos. Yo me compré un libro que quería en oferta, Jessi algunas libretas más y consiguío una versión firmada por el autor de Wonderstruck, el libro en el que se basó la película de Todd Haynes que vio en el festival de Cine de New York. De ahí nos volvimos a casa bastante cargados. Merendamos, descansamos un poco, dejamos las cosas y salimos para el Madison Square Garden porque teníamos entradas para ver a los GUNS AND ROSES! Llegamos una hora antes del recital y entramos enseguida, como habíamos pagado las entradas más baratas pensamos que nos iba a tocar un lugar de mierda pero no. Si bien era arriba de todo, eran unas banquetas que quedaban sobre una barra.  Arrancaron el recital con Its so Easy y terminaron con Paradise City, como nota para destacar, en el medio hicieron un cover de Black Hole Sun. Tocaron como por 3 horas y a la salida no había lugares abiertos para cenar así que terminamos en un Wendys. De ahí fuimos al subte, pero la estación que estaba cerca estaba cerrada por reparaciones así que tuvimos que caminar 10 cuadras hasta una que no llevará a casa. A eso de la 1 habremos llegado para dormir, cansados pero felices.

Tres semanas en Nueva York  – Día 9

Hoy nos levantamos y fuimos al Downtown, arrancamos visitando el Toro de Wall Street  y la Fearles Girl. Antes pasamos por dos iglesias, la Saint Trinity y la Saint Paul y lo llamativo es que las dos tienen pequeños cementerios adyacentes.

IMG_1967IMG_1969IMG_1977IMG_1978

Después de eso fuimos a tomarnos el ferry a Staten Island que pasa frente a la estatua de la libertad. Mientras esperábamos el ferry desayunamos  en la estación.

IMG_1990IMG_1999

A la vuelta fuimos al One World Observatory (OWO), que está donde antes estaban las torres gemelas, de paso vimos las fuentes que se construyeron para recordar. También ahí al lado está el Oculus, que es como un shopping en el medio del parque.

IMG_2014IMG_2019IMG_2022IMG_2035IMG_2051IMG_2052

Para almorzar fuimos al Fulton Center, donde encontramos una tienda Moleskine y yo me compré una de los Stones que la rompe. Comimos en Shake Shack, yo me pedí una hamburguesa doble y Jessi una que era una hamburguesa común con otra de hongos rellena de queso, la de ella estaba increíble, dice que es una de las mejores que probó en su vida. A la salida caminamos un poco hasta la tienda Muji, una papelería que quería visitar Jessi. DE ahí volvimos al 9/11 memorial ya que a las 17:30 era la entrada gratis al museo. Llegamos antes así que hicimos un poco de tiempo para poder entrar. El museo es muy interesante, no es para nada morboso, no cae en los golpes bajos y tampoco tiene ninguna connotación política, varias cosas para destacar.

IMG_2067IMG_2068IMG_2069

A la salida pasamos por una feria orgánica que había ahí y Jessi se compró unas frutillas. De ahí volvimos al departamento donde agarré un poco del partido de argentina, cuando llegué iban 35 del primer tiempo y ya iba ganando 2 a 1. Antes de llegar a casa compramos unas ensaladas que me comimos ni bien terminó el partido y después de ahí nos fuimos a dormir.

 Tres semanas en Nueva York  – Día 8

Hoy nos despertamos y llovía, pero como somos precavidos y ya lo habíamos visto ayer en el celu, planificamos ir hoy a encerrarnos en el MET, el Museo metropolitano de Nueva York. Antes desayunamos en el departamento y nos tomamos el subte. De camino pasamos por una galería de arte llamada NEUE que tiene obras de Klimt. La entrada sale generalmente 20 dólares pero como hoy sólo tenía abierta la galería con las obras de Klimt la entrada era a voluntad, pagamos 2 dólares entre los dos.  Lo único malo es que para entrar tuvimos que hacer fila bajo la lluvia y yo, como un boludo no había llevado el paraguas que me ofreció Samantha y me empapé, jessi no porque estrenó una parca que se compró en forever 21. A la salida de ahí si fuimos al MET, de nuevo tuvimos que hacer fila bajo el agua, por suerte, durante un buen rato, yo pude cubrirme en algunos techitos.  La entrada el MET era también a voluntad y de nuevo entre los dos pagamos 2 dólares, no nos juzguen.  Ahora, como miércoles les describo lo que es el MET, es imposible. Si el museo de historia me había parecido gigante este es más grande todavía. Tiene todo tipo de arte, desde pintores grossos como Van Gogh, Renoir o Monet  hasta arte más histórico como esculturas griegas, romanas, asiáticas, americanas e inclusive tumbas egipcias.  Es imposible describir por acá. Lo único malo es que cierra temprano, a las 17:15 aproximadamente.

IMG_1849IMG_1863IMG_1955IMG_1957IMG_1963

A la salida pasamos por la puerta de la casa de la seria The Nanny, después íbamos a ir a ver la estatua de Alicia en el Central Park pero se largó a llover de nuevo.

WhatsApp Image 2017-10-09 at 21.10.58

Por lo que encaramos el camino a casa pero antes paramos a merendar en un lugar llamado Pick a Bagel donde no comimos bagels, Jessi se pidió un café con un Muffin llamado “Mix Berries” que estaba espectacular y yo un chocolate caliente con uno llamado “Double Chocolatte Chips” que estaba bueno pero no tanto como el de jessi. De camino a casa volvimos a pasar por el lugar de comida china, que se está convirtiendo en nuestro lugar de cabecera, para comprar la cena donde nos pedimos un pollo al curry con arroz blanco.

 Tres semanas en Nueva York  – Día 7

Hoy nos levantamos a las 9:00 desayunamos en el depto. Unas mini donas que habíamos comprado ayer en el grocery y fuimos con Samantha al laundry autoservicio, donde nos enseñó a usarlo. Habremos tardado una hora y salimos con toda la ropa limpia. Después de ahí volvimos al departamento con un poco de lluvia y mientras Jessi se duchaba yo salí a comprar el almuerzo.  Compré 2 ensaladas en un local erca donde vos elegías los ingredientes, por suerte elegí bien los que le gustan a Jessi. Cuando llegué ella me dijo que estaba un poco preocupada porque había tardado mucho, lo que pasó fue que no me decidía en donde comprar y di muchas vueltas. Ahora si, almorzamos y salimos al último día de la comiccon, aprovechamos algunas ofertas de último día, Jessi se compró muchos Funkos, yo una billetera de Superman y nos compramos el libro de Lore, de amazón y encima nos regalaron otro libro (?).

IMG_1834IMG_1835IMG_1837IMG_1839

A la salida empezamos a caminar para el subte, pero antes pasamos por Bryant Park donde hicimos una merienda. Jessi Se pidió un café y una croissant con almendras y yo un Chocolate caliente y una dona de chocolate, mi bebida vino con una flor dibujada con la leche. Después entramos al  Zara que estaba enfrente, vimos algunas cosas copadas pero la ropa d hombre estaba muy cara. Después de eso si nos fuimos para casa, antes pasamos por el lugar de comida china donde compramos un pollo con fideos que vamos a compartir cuando termine de escribir esto.

Tres semanas en Nueva York  – Día 6

Hoy arrancamos el día separados, Jessi se fue temprano porque tenía la película de Todd Haynes y yo aproveché para dormir un poco más. Habíamos quedado en encontrarnos a las 12:30 en Bryant Park lo cual era fácil ya que sólo nos teníamos que tomar la línea M del subte. Grande fue mi sorpresa cuando me subo a la M y veo que había cambiado el recorrido, preguntando varias veces y gracias a la ayuda de extraños pude encontrar el camino y llegar a tiempo. Jessi la tuvo peor, ella fue confiada y no se dio cuenta que el recorrido había cambiado, terminó en cualquier lado y encima le ofrecieron ser extra en una película (pasar caminando por la calle) como estaba apurada para su película no se quedó y tuvo que tomarse un taxi para poder llegar a tiempo. A las 13:00 finalmente nos pudimos encontrar y almorzamos en Five Guys, una casa de hamburguesa que me habían recomendado mucho.  Yo me pedí una Cheeseburger con hongos (viene doble hamburguesa) y Jessi una Little cheeseburger (viene una sola) entre los dos compartimos una porción de papas y una gaseosa que tiene refill gratis. Después de eso caminamos un poco por Times Square, hoy al ser sábado era un quilombo de gente, y nos metimos a las tiendas de Disney y M&M que Jessi no había ido. Después de eso nos tomamos el subte 6 para ir al Guggenheim pero antes, en el camino, encontramos como una fería en la calle y nos compramos un licuado de sandía para refrescarnos. El Guggenheim los sábados pagas lo que querés y cuando llegamos a las 17:10 ya había una cola larguísima, igual no nos preocupamos, porque sabemos que una vez que abren las puertas entrás enseguida. Dicho y hecho, a las 17 ya estábamos paseando por el museo, no es muy grande pero si es interesante, hay muchas obras de artistas grossos, en especial varias de Picasso. También había una muestra de artistas chinos de 1989 hasta la actualidad.

IMG_1798IMG_1800IMG_1805IMG_1806IMG_1807IMG_1808

Habremos recorrido todo el museo en casi 2 horas, pasamos por el gift shop para comprar boludecesy decidimos volver a casa. Pero en el camino pasamos por un GameStop y entramos. Ahí nos compramos 2 cuadernos geniales, Jessi uno que la tapa simula ser Han Solo en carbonita y yo uno que simula ser un Joystick de Nintendo. Salimos del local y Jessi me dice de pasar antes por Barnes & Nobles que es como un Yenny yanqui pero que tiene el triple de cosas. Paseamos por el primer piso y descubrimos una caja con ofertas a mitad de precio, ahí yo encontré una remera de Funko a 7 dólares y Jessi otras pavadas. Seguimos dando vueltas y en otro lado hay una sección de cuadernos, en una parte los estaban liquidandoa un 75% por lo que yo me llevé una Moleskine que salía 24 a 6 dólares y Jessi otra libreta genial por el mismo precio.  Ya agotados decidimos dejar el otro piso para otro día y volver a casa. De camino compramos 3 porciones en Norberto´s (las porciones son gigantes) y en el grocery de la esquina compramos unas minidonas de chocolate para desayunar mañana.  Ahora sí, a dormir que mañana nos toca lavar la ropa.