La ciencia de lo absurdo

La ciencia siempre me pareció interesante, ya desde chico una de las primeras cosas para las que ahorré y que me compré con mi plata fue un juego de química. También recuerdo ver los dibujitos de Volver al Futuro y esperar al final cuando el Doc Brown nos enseñaba algún experimento. Todo esto tiene relación con el último libro que leí, “What if..?”.

What

Fue escrito por Randall Munroe, un hombre que trabajaba para la NASA y renunció para escribir comics online. Sin embargo,  el libro no es un comic, no sé qué género es, pero sí puedo decirles de qué se trata. En él, el autor responde preguntas absurdas que le mandan sus lectores utilizando fundamentos científicos. Para que se den una idea algunas de éstas son: ¿Qué pasaría si toda la gente del mundo se juntara en el mismo lugar y saltara a la vez? O ¿Qué pasaría si una pelota de beisbol fuera lanzada al 90% de la velocidad de la luz? Las respuestas son más divertidas que las preguntas, ya que Randall tiene mucho humor y además como se imaginarán son interesantes, ya que para dar las respuestas te explica los fundamentos básicos de la ciencia utilizada para responderla. Además cada respuesta está acompañada con unos simpáticos dibujos de “tipos palito” que lo hacen todavía más entretenido.

La verdad que es un libro interesantísimo que puede leer cualquier persona y que para entenderlo no hace falta ser un científico, como Batman.

Escapada a Azul – Día 3

Domingo 19 de marzo

Al igual que el sábado, también nos levantamos a las 10 pero esta vez no fui a comprar facturas. Después de las duchas y el desayuno de rigor, salimos hacia los últimos lugares que nos faltaban visitar, la costanera y el Parque Municipal Domingo Faustino Sarmiento. Esta vez no nos perdimos y encaramos  bien. Antes de llegar a la costanera, pasamos por una plaza en la que hay esculturas del Quijote, Sancho Panza y Dulcinea, hechas por el artista Regazzoni, la verdad que espectaculares.

IMG_1507El Quijote de Regazzoni

Además, a unos metros de ahí había un lago artificial muy lindo. Después de esto encaramos por la costanera y la bordeamos toda hasta llegar al Parque Municipal que es donde termina, o empieza según de donde vengas. La comenzamos a recorrer y descubrimos que, al igual que el cementerio, era gigante. En el camino descubrimos que tenía muchos puentes de distintos estilos y pequeñas plazas temáticas con sus estatuas correspondientes. Sabíamos que ahí  había obras de Salamone, pero no las veíamos o no las sabíamos distinguir. También vimos una carreta gigante que no sé con qué animal la podían mover.  Cuando ya pensamos que habíamos recorrido casi todo el parque decidimos emprender el regreso saliendo por un lugar distinto al que entramos. Grande fue nuestra sorpresa cuando descubrimos que esa salida/entrada era la que había hecho Salamone.

IMG_1558La entrada del parque municipal hecha por Salamone

A nuestro regreso se sumó un amigo, un perrito/a (nunca supimos su sexo) que nos siguió, sin despegarse de nosotros, hasta el centro, y eso que eran muuuchas cuadras. Ya llegando a la plaza principal nos empezó a dar culpa por nuestro nuevo acompañante, ya que en algún momento nos íbamos a tener que separar de él y dejarlo a su suerte, por suerte se distrajo con varias personas que estaban comiendo en mesas en la vereda y se olvidó de nosotros. La idea era almorzar en la confitería Paris que a Jessi le gustaba pero  la comida que tenían no se veía muy tentadora y fuimos a otro lugar donde Jessi se pidió una Pizza individual caprese con jamón (venía así) y yo un lomito que tenía salsa de champignones, cebolla, crema y papas fritas, de nuevo todo riquísimo. Para el postre volvimos a C’est ma crème y nos pedimos un cuarto cada uno. El de jessi tenía Banana, Dulce de leche con brownie y crema C’est ma crème (no nos acordamos ya que tenía pero era muy rica) y yo  me pedí, manzana verde, súper dulce de leche y kínder bueno, todos riquísimos y la manzana verde fue una muy grata sorpresa. Ahora nos tocaba volver al departamento y ordenar todo para volver. A las 17:30 partimos caminando hacia la estación donde nos tomamos el micro que, por suerte, salió puntual a las 18:30. El viaje fue tranquilo, en especial para Jessi que durmió todo el tiempo, y cuando llegamos a Retiro nos tomamos un Uber hasta casa. Así termina nuestro breve pero intenso viaje a Azul, una ciudad muy interesante donde descubrimos que hay muchas cosas para hacer.

Escapada a Azul – Día 2

Sábado 18 de marzo

Hoy nos levantamos a las 10, yo me fui a duchar mientras Jessi se quedaba en la cama remoloneando. Terminé de ducharme y me fui a comprar facturas a la vuelta del depto., ya que en airbnb habíamos leído que las medialunas eran geniales. Volví y las probamos mientras tomábamos un té calentito. Tenían razón, eran riquísimas. Después de desayunar Jessi también se duchó y salimos hacia el Cementerio de Azul, el cual fue el principal motivo de nuestro viaje ya que su entrada fue hecha por un arquitecto llamado Salamone y es imponente. Yendo para allá, en un momento teníamos que doblar para un lado, pero nos equivocamos y fuimos para otro. Recién a las seis cuadras nos dimos cuenta de nuestro error y volvimos sobre nuestros pasos. Llegamos al cementerio y la entrada era todo lo que prometía, de verdad increíble.

IMG_1403 La entrada al cementerio

Entramos a recorrer el cementerio y al toque encontramos un sector sobre el que habíamos leído, un lugar donde antes se enterraba a los suicidas y a los que no eran católicos por lo cual había muchas tumbas viejas. Encima para entrar ahí había que pasar unas puertas enrejadas que tenían dos calaveras que las adornaban. Lo único malo de eso era que ahí el piso era pasto y me devoraron los mosquitos.

IMG_1412La entrada a done estaban enterrados los suicidas y los no católicos

IMG_1413El detalle de una de las calaveras.

Después seguimos recorriendo el cementerio y descubrimos que era gigante. No terminaba nunca, lleno de nichos, tumbas con cruces, criptas de todo, más grande que el de Recoleta. Les sacamos fotos a algunas tumbas que nos llamaron la atención y a la salida vimos un panal lleno de bichos, creo que eran hormigas voladoras, que fue lo que más miedo nos dio de todo el cementerio. Ahí nos fuimos a almorzar a la plaza principal donde había varios lugares para elegir. Terminamos metiéndonos en el café del teatro donde comimos un bife que venía con morrón, jamón, huevo frito y papa fritas. Uno cada uno nos pedimos.  A la salida hicimos un poco de tiempo en la plaza y fuimos a una heladería que se llama C’est ma crème. Los dos pedimos un palito de helado de dulce de leche bañado en chocolate amargo, exquisito.  De ahí fuimos al museo ferroviario, pero antes pasamos brevemente por el depto y después seguimos viaje.  Lamentablemente nos volvimos a equivocar y encaramos para el otro lado… así que tuvimos que retomar una vez más. Llegamos al Museo Ferroviario y era mínimo, no había casi nada y encima habíamos caminado un montón! Por suerte los que atendían el museo eran dos señores buena onda que no contaron que hoy era el día del artesano y que en la plaza que estaba ahí al lado había una feria de artesanos. Obvio que fuimos y Jessi, fiel a su adicción se compró tres cuadernos, hay que destacar que en uno de lo puesto yo negocié para que nos hicieran precio por llevarse dos. También compramos una caja para té y un colgante de mariposas para Jessi. Ahora nos tocaba volver y fuimos al museo de arte López Claro, chiquito pero con obras muy interesantes, lo llamativo es que quisimos comprar unas postales para mandar por postcrossing  y cuando voy a pagar la mía, no tenían el precio y le tenía que preguntar a la chica que había sacado la foto.  La miro y descubro que era una ex compañera mía de trabajo, es más ¡durante un par de años hasta se sentó al lado mio! La llamé en el momento y no podía creer haberme encontrado con algo de ella ahí.  Salimos del museo y nos fuimos a la casa de Bartolome Ronco. La historia de este hombre es muy interesante, fue un abogado, que se casó, tuvo una hija que murió a los quince años y en su honor donó una plaza a Azul (en la plaza hay una placa que lo recuerda) pero lo más llamativo de este hombre es que tiene la colección más grande del mundo del Martín Fierro y una de las más grande de Don Quijote de la Mancha. En la visita el hombre que nos guiaba nos preguntaba si queríamos que nos mostrara algún ejemplar y yo elijo uno gigante del Martín Fierro que había sido encuadernado por la mujer de Ronco, tenía detalles en plata y oro y en la tapa un dibujo de un famoso pintor de Azul que no recuerdo el nombre. Encima ese ejemplar era el que le hacían firmar a los famosos que visitaban la casa por lo que en la primera página había una firma de Borges. Después vimos los ejemplares del quijote más chicos, uno que era de Etiopía y otro que estaba escrito en Bretón, los dos los elegimos porque tenían letras “raras”.

IMG_1489La firma de Borges.

IMG_1491El Quijote de Etiopía.

Quisimos ir a un museo  que también había donado Ronco pero estaba cerrado.  Eran casi las 20 y volvimos al departamento a descansar un poco antes de la cena. A las 21 salimos a cenar a La Fonda, un  lugar que todos recomiendan. Llegamos y el lugar esta todo decorado con cosas viejas, muy lindo. No se pide a la carta sino que es un menú, de entrada nos traen: Una empanadita de carne, un buñuelo de acelga y una pequeña porción de tortilla de papa a cada uno, un plato con fiambre y queso y una mini porción de rabas. Para beber compartimos una Sprite de 1,25 litros. Enseguida pasa un viejito con unos papeles que nos cuenta los platos del día y nos toma el pedido, Jessi se pidió unos sorrentinos con tuco y crema y yo unos tallarines con la misma salsa que estaba muy al dente. De postre Jessi se pidió un flan mixto y yo un panqueque de dulce de leche. Quedamos llenísimos, la comida fue riquísima y la atención diez puntos. Volvimos caminando para bajar la comida y pasamos por un bowling, esto no tendría nada raro si no fuera por un gran detalle,  cuando una persona tiraba, atrás de los pinos había un pibe que los reacomodaba A MANO y volvía a mandar las bolas. Uno para todas las pistas y todos los pinos! Después de ahí llegamos a casa listo para dormir con una sonrisa y sabiendo que no importa que trabajo tengas, ninguno va a ser peor que el del pibe del bowling de Azul.

Escapada a Azul – Día 1

Viernes 17 de Marzo.

Hoy  salimos para Azul, el micro tendría que haber salido a las 16:30 hs. Pero se demoró y termino saliendo a las 17:00. Igual eso no fue lo más grave, el principal problema fue que para ir desde retiro a Liniers tardó 2 horas!! Así que nuestra escapada arrancó con mucha demora. En el micro durante gran parte del viaje nos pasaron clips de música, desde Brunos Mars, hasta los Beatles pasando por conciertos de Tango.  Al subir nos dieron una merienda que consistía de bizcochitos, un alfajor de limón y un té que yo no me tomé pero que Jesi se tomó los dos. Después de Liniers  me dormí y cuando me desperté estaban pasando una película, The Finest Hours con Casey Affleck y Chris Pine.  Lo sorprendente para nosotros fue que ligamos cena. Teniendo en cuenta que deberíamos haber llegado a las 21:15 y terminamos llegando a las 24:00 era lo menos que podían hacer. La cena consistió en una bandeja con arroz y matambre de entrada y en otra bandeja caliente con pastel de carne y papa.  A las doce menos cuarto llegamos a Azul, pero el micro en vez de dejarnos en la terminal nos dejó en la puerta del pueblo en la ruta, unos copados. Entré a una parrilla a preguntar por un remís y me mandaron a un locutorio que estaba a dos locales. Cuando salí de la parrilla Jessi  se había hecho un amigo nuevo, un pichicho. Nos piden el remís y de ahí partimos a buscar las llaves de la casa de Juan, el chico al que le alquilamos a través de airbnb. Llegamos al depto y el remís nos costó 70 pesos, un ladri. El departamento es lindo, lo que me llamó la atención es que la puerta de baño está pintada con manos de niños, lo cual le da un toque de película de terror. Ahora Jessi se está tomando un té y cuando termine nos vamos a dormir, lo malo es que son dos camas individuales y no sé si vamos a poder dormir juntos.

IMG_1500     La cortina del baño que metía miedo

Día 2 del viaje

Día 3 del viaje

Otra oportunidad, otra oportunidad…

No sé cuántas personas entrarán a esta página a leer lo que escribo, pero si alguien lo hace con asiduidad se habrá dado cuenta que cuando recomiendo algo trato que sea algo poco conocido, que se destaque por algún motivo. Este es el caso de Last Chance U, una serie documental de Netflix sobre fútbol americano.

laschanceu

Algo que hay que aclarar antes de seguir es que, para el fútbol americano, las universidades funcionarían como las inferiores del fútbol argentino. Ya desde el formato el show es inusual, son 6 capítulos de 50 minutos aproximadamente. El programa sigue la historia de los jugadores de fútbol americano de la East Mississippi Comunity College, una universidad que queda en el pueblo de Scooba de aproximadamente 700 habitantes, pero con un estadio para 5000 personas y que ganó 3 de los últimos 4 campeonatos nacionales que jugó. Esto es importante porque gracias a una política de reclutamiento muy particular esta universidad en un pueblito ignorado, en donde no hay nada para hacer, logró formar un equipo lleno de jugadores que la rompen. Esta política de reclutamiento consiste en una sola cosa, contratar jugadores que por diversos motivos (malas notas, mala conducta, etc.)  no pudieron triunfar en otras universidades más importantes, siendo esta su una última oportunidad para triunfar, de ahí el nombre de la serie. Y es acá donde el programa se pone interesante, porque se centra más en los jugadores que en el deporte en sí, en sus problemas personales, sus personalidades y hasta su forma de ser y ver al fútbol. Todo el tiempo están al borde del fracaso o la gloria, no hay grises, o triunfan y se salvan o se van a casa, a la nada misma. Sin embargo, el personaje más interesante de todos no es un jugador, es la asesora académica de ellos, Brittany Wagner, que se preocupa porque los chicos vayan a clases y estudien como si fuese una madre (si los jugadores no tienen un promedio de 8 no pueden jugar) lo que la muestra como la más humana de todos, ya que ve más allá del fútbol. Cuando muchos de los chicos quieren renunciar siempre les pregunta cuál sería su plan b, qué otras cosas pueden hacer con sus vidas y que aprovechen esta oportunidad única que tienen.

También es muy interesante verlo y poder hacer un paralelismo con el fútbol argentino, uno no puede dejar de relacionar a estos jóvenes con los juveniles de acá. Te va a ayudar a entender por qué jugadores con todas las habilidades para triunfar al final no lo logran y desaparecen en el anonimato. Bueno, creo que me explayé bastante, sólo me resta decirles que la vean, no dejen pasar esta oportunidad.

Palabras que queman

El terror fue un género que siempre me gustó mucho. No sé bien por qué, pero los grandes villanos siempre me parecieron personajes muy interesantes, muchas veces más que los protagonistas. Supongo que tiene que ver con el hecho de que del héroe uno siempre sabe qué esperar, él siempre va a hacer lo correcto, cuando con los “malos” la cosa se vuelve impredecible y todo puede pasar. Bueno, todo esto viene a que el libro del que les voy a hablar es un libro de cuentos de terror, “Las cosas que perdimos en el fuego” de Mariana Enríquez.

img_20170208_124642

Lo que más me gusto de este libro es que no es el terror clásico que puede ocurrir en cualquier ciudad de cualquier lado, en los cuentos de Mariana, el terror es más cotidiano, está relacionado con un niño sin hogar de constitución o unos incidentes en una villa despiertan un ser primigenio en un claro homenaje a Lovecraft. Otro ejemplo es la historia que le da nombre al libro, en ella se habla de cómo las mujeres deciden enfrentar la violencia de género, un tema tan actual en estos días, y cambiar además con los paradigmas de belleza. De verdad muy interesante.

Algo que vale la pena destacar es que no es que no son cuentos que te van a hacer dormir con una luz prendida por miedo a los fantasmas, el terror que te cuenta es mucho peor, se te queda en la cabeza y te deja pensando, algo que a varios puede asustar mucho más.

Top 7 Libros 2016

Este año, además de anotar cuántas pelis vi, también se me dio por anotar cuántos libros leí.  El total fueron 38 y sin contar los comics o novelas gráficas. En base a eso hice este top 7, ¿por qué ese número?, se preguntarán: porque esos fueron los libros que me gustaron lo suficiente como para recomendarlos acá.

7- Neverwhere de Neil Gaiman: Fiel  al estilo del escritor nos presenta un mundo de fantasía, un poco fantasioso, un poco extraño y con unos personajes muy peculiares. Básicamente digamos en el libro está la Londres que todos conocemos y otra en donde habitan todos estos seres.

20170114_001607

6- La Uruguaya de Pedro Mairal: Una novela corta que te atrapa enseguida lo cual va a ser que  la termines en pocos días (yo la leí en 3). Cuenta la historia de un escritor argentino que viaja a Uruguay a retirar unos dólares y de paso verse con una vieja amante.

20170113_103323

5- 2 Hermanos de Milton Hatoum: En este caso primero leí un cómic dibujado por  dos hermanos brasileros que adapta este libro, eso me llevó a querer  leer la novela que también fue escrita por un brasilero. Cuenta la historia de dos gemelos que luego de una pelea de niños viven toda su vida enemistados. La historia esta buenísima y es una lectura recomendadísima en cualquiera de los dos formatos.

20170114_001658

4- Creatividad S.A. de Ed Catmull: no soy muy fan de estos libros pero cuando me lo recomendaron y me contaron bien de qué se trata le di una chance y no me arrepentí.  Está escrito por uno de los presidentes y fundadores de Pixar y te cuenta cómo hicieron para que su empresa sea una de las más creativas en todos los ámbitos.  (es el único que la foto es de internet porque lo tengo prestado)

creatividad-s-a-como-llevar-la-inspiracion-ed-catmull-d_nq_np_170601-mlm20349218195_072015-f

3- El Gato y la Caja de autores varios: estos dos libros son los anuarios de la página de facebook El Gato y la Caja que se dedica a hacer textos de divulgación científica. “Qué embole”, pensarán ustedes, pero no, porque los textos son breves, híper claros y tienen muchísimo humor, haciendo que la lectura sea amena, divertida y por sobre todo, muy interesante.

20170114_001451

2- El partido de Andrés Burgo : Uno de mis géneros favoritos para leer es la crónica, a eso sumémosle que esta es de  fútbol y encima sobre el partido que Argentina le ganó a Inglaterra en México 86, no podía fallar. El autor investiga y cuenta hasta el último detalle de ese partido, ya sea en la previa, durante y hasta post encuentro. Si sos futbolero es un libro que tenés que leer sí o sí.

20170114_001810

1- S. de J.J. Abrams y Doug Dorst: Sí, no se equivocan, uno de los autores de este libro es el creador de Lost y director de El Despertar de la fuerza que nos trae un libro extrañísimo y original a la vez.  “¿Por qué extraño?”, se preguntarán; el libro es una novela de un misterioso autor de ficción, pero además de leer el libro en sí, en el margen están las anotaciones de un chico y una chica que están leyendo los dos el libro en la biblioteca de una universidad y deciden investigar sobre la vida del misterioso autor. Todas las historias tienen mucho misterio y logran atraparte, además de que la edición está buenísima.

20170114_005831

Top 10 películas del 2016

Como siempre, acá va mi top 10 del año que acaba de terminar. Este año en total vi 201 películas, 194 por primera vez, 7 repetidas.

Link al top 10 del año pasado.

10- The Visit: M. Night Shyamalan fue siempre un director al que banqué, y me puse muy contento al ver esta película porque vuelve a estar en su mejor forma. Una gran película de terror, que te hace pegar varios saltos y que, fiel al estilo del director, tiene una sorpresa al final.

10visit

9- Deadpool: De las mejores películas de comics hechas. Tiene acción, tiene comedia, buenos personajes, es fiel al material original y también le va a gustar a los que nunca leyeron nada del personaje.

DEADPOOL

8- Nocturnal Animals: Una historia simple, un poco trillada, pero contada de una forma que te atrapa enseguida. Visualmente es increíble (la dirige Tom Ford) y se podría decir que la película tiene muchas capas, es de esas que cuando terminás de verlas se quedan dando vueltas en tu cabeza un largo rato.

8nocturnalanimals

7- Esteros: Dos amigos que tuvieron su primera vez juntos se reencuentran. Uno es abiertamente gay, el otro está en pareja con una chica pero se nota que entre los dos quedó algo sin resolver. Una muy linda historia de amor con un gran cover de Leo García al final.

7esteros

6- Popstar:  Never stop never stopping: Los chicos de The Lonely Island con Andy Samberg a la cabeza, hicieron una película en la que hacen lo que mejor saben hacer, burlarse de la industria de la música y hacernos reír.

10-popstar

5- The Invitation: Una película de suspenso que te mantiene expectante todo el tiempo. Maneja la tensión perfectamente y te hace dudar de todo. Encima tiene un final que hace que la película termine siendo un 10.

6invitationt

4- Sing Street: Si Stranger Things hizo que recordaras las películas de los 80 con cariño, Sing Street va a hacer que vuelvas a escuchar la mejor música de esa década. Con eso y con decir que es del mismo director que Begin Again alcanza y sobra.

4sing-street

3- Creed: Es Rocky entrenando al hijo de Apollo. Y si eso no te alcanza para que te interese déjame decirte que además tiene una dirección excelente y escenas memorables.

2creed

2- Room: Una mujer es mantenida prisionera en una habitación por un loco durante varios años. Tantos que hasta llega a tener un hijo de él. Sin embargo ella nunca se resigna a intentar escapar de ahí. La película es increíble, el nenito la rompe actuando y además nunca cae en golpes bajos.

2roomroom-xlarge

1- Veloce como il vento: Una película italiana que fui a ver sin expectativas y se terminó convirtiendo en mi película del año. Es la historia de dos hermanos al borde de la quiebra, ella corre en Turismo Carretera, él es un ex corredor  destrozado por las drogas y juntos intentarán ganar algunas carreras para poder salir a flote. Una linda película, emotiva y con grandes actuaciones. Además está inspirada en una historia verdadera.

1coverlg_home

Nos deberíamos hablar de esto…

Hoy vamos a romper las primeras dos reglas del Club de la Pelea y vamos a hablar de El Club de la Pelea, en realidad vamos a hablar de su secuela, si, Fight Club 2. Para los que llegan totalmente desprevenidos, sepan que El club de la Pelea, antes de ser película fue un libro escrito por Chuck Palahniuk (a partir de ahora Chuck o el autor ya que ese apellido es muy difícil de escribir). La secuela también fue escrita por el mismo escritor pero en otro formato, en forma de Comic. Y si todas estas aclaraciones sobre el libro, les parece que están de más, no lo crean, hasta en la historieta hacen un chiste sobre el desconocimiento de la gente sobre el libro.

IMG_20160905_161559

Ahora pasemos al libro en cuestión, la historia empieza 10 años después del final de la primera. El protagonista se casó con Marla y ahora tienen un hijo y viven una normal vida suburbana mientras él toma pastillas para controlar su desorden de personalidad y que Tyler no aparezca. El problema es que en el mundo de El Club de la Pelea todos sabemos que normal = aburrido. Es por eso que Marla empieza a cambiarle los remedios al protagonista, ella quiere que vuelva Tyler y sacuda su mundo en todo sentido. Obvio que Tyler aparece y los planes que tienen son muchos peores que los que Marla se imaginaba o estaba dispuesta a tolerar.

Y acá es donde todo se va al carajo, literalmente, porque la historia entra en el terreno del metalenguaje y el escritor pasa a ser un personaje más de la historia pero con el poder de cambiarla (al fin y al cabo él es el autor). Chuck aprovecha esto para reflexionar sobre el libro original, la película, como esta afectó la vida de muchísima gente y de cómo Tyler Durden se convirtió en un personaje más grande que su autor y que la novela misma.

Ahora, la crítica. El libro me gustó hasta ahí, lo suficiente para dejarme satisfecho, pero no tanto como para que se le recomiende a alguien. A lo mejor es problema mío ya que esperaba que criticará a la sociedad actual de la misma forma en que la primera parte lo hacía o que fuera una historia más contestaría y polémica, cuando en realidad me encontré con algo bastante más reflexivo o quizás el autor tiene razón y yo esperaba a Tyler Durden y sólo me encontré con Chuck.

Leer sobre leer: Leer al cuadrado

Primero, cuando hablo del leer al cuadrado no me refiero al auto del libro de hoy, nada más lejano. En todo caso se podría decir que es redondo porque sus ideas cierran por todos lados. Hace poco les había hablado de un libro en el que Nick Hornby contaba que libros leía cada mes y te los recomendaba. Bueno, hoy les hablo de su segunda parte: Stuff I´ve been Reading.

IMG_20160731_162556

Este libro es casi igual al primero, así que todo lo bueno que dije de él se aplica a este. La única diferencia es que en el anterior cuando un libro le gustaba mucho de verdad, te ponía un pequeño capítulo para lo que lo leas, esta vez no.

Algo que quiero remarcar es como escribe Hornby, es sencillo para contar sus ideas, es gracioso, ocurrente, reflexivo y para nada snob. Por qué remarco esto último, porque cuando se habla de libros muchas veces quien los recomienda suele ponerse en un lugar superior. Nick Hornby no lo hace, nada más lejano, hasta dice que si hay un partido del mundial de fútbol en la tele, cualquier partido del mundial, prefiere verlo a ponerse a leer. Si tuviera que compararlo con un autor de acá (acá siendo Argentina, donde escribo esto y vivo yo), lo compararía con Fontanarrosa, los dos utilizan muy bien el humor, manejan varios registros, utilizan un lenguaje muy cotidiano, se ponen serios cuando es necesario pero no tanto, porque siempre tienen un chiste para rematarlo.

Igual, antes de terminar quiero ser sincero, hay un motivo por el cual no recomendaría leer este libro. Si sos de esas personas que tiene más libros de los que el tiempo les alcanza para leerlos todos, NO LO COMPRES. Stuff i´ve been Reading sólo va a ser que tu lista de lecturas pendientes crezca muchísimo más.